lunes, 31 de agosto de 2009

Blog Day 2009 en Tito Eliatron Dixit

Blog Day 2009

Gracias a algunos de mis queridos lectores (Braulio Aquino, para más señas) he conocido esta iniciativa. Sí, soy un novato en esto de los blogs aún... y eso que ya tengo 1 añito.

En fin, que cómo no, me uno a esta propuesta del Blog Day 2009 y voy a proponer mis 5 blogs, que, como es la primera vez que participo, serán los 5 que a mi me parecen más interesantes.

  • En primer lugar voy a citar a uno de los blogs que me metió el gusanillo de ser blogger. Me refiero a GAUSSIANOS, un blog rebosante de matemáticas de las buenas y que siempre ofrece al lector una curiosidad matemática o un problema o simplemente un apunte interesante de leer.
  • En segundo lugar voy a proponer a un blog científico de sombrerazo. Me refiero a CIENCIA EN EL XXI. En él, su autor, Eugenio, demuestra que no está en la Luna (aunque le gustaría llegar), ya que siempre encontramos las entradas científicas más interesantes, curiosas y, a veces, graciosas.
  • En tercer lugar, voy a nombrar a otro blog sobre matemáticas llevado por toda una bloggera. se trata de MATEMATICS. Aquí podrás encontrar también muchas hostorias interesantes sobre matemáticas y su historia. Un lugar que a veces ha sido inspirador de otras historias para mi blog.
  • En cuarto lugar citaré a un blog... diferente (al menos para mí): EL ESPEJO LÚDICO. Desde acertijos matemáticos y léxicos hasta concursos de literatura irracional, pasando por ambigramas y humor. Un blog que nunca te defrauda.
  • Por último, os dejo un blog de humor matemático que me ha sorprendido bastante: BROWN SHARPIE. Con una viñeta diaria (o casi) siempre me deja con una sonrisa en la cara. De hecho ya habéis visto algo de este blog por aquí.


Sé que hay muchísimos otros blogs que deberían estar aquí, pero en esta lista he querido ser fiel a la filosofía de Tito Eliatron Dixit y hablar, fundamentalmente, de Matemáticas en particular y otras ciencias en general, con algunos toques de humor.

Tito Eliatron Dixit.

lunes, 24 de agosto de 2009

Matemáticas desde el Chiringuito: El cartel

Después de haber enlosado el suelo del Chiringuito, el dueño ha tenido que reponer todos los carteles que tenía en el local. Y como el nuevo suelo ha resultado ser muy delicado, ha tenido que poner el cartel que veis acompañando a esta entrada.

Claro, uno que ya tiene una deformación profesional que tira patrás, al ver semejante cartel no pude más que irme a hablar con el dueño para preguntarle:
- ¿Qué pretendes con semejante cartel?
- Que nadie entre en el la zona del comedor bien descalzo bien mojado.
- ¡Pero eso no es lo que dice el cartel!
- ¿Cómo que no? ahí lo pone bien clarito. "Prohibido entrar mojado y descalzo".
- ¡Exacto! "mojado Y descalzo". Por lo tanto, según ese cartel, una persona que esté mojada pero calzada y otra que esté seca pero descalza, podrán pasar al comedor sin miedo a quebrantar tu prohibición.

El error del dueño del chiringuito radicaba en el mal uso de los operadores lógicos y y o. La forma correcta del cartel, le dije, es escribir "Prohibido entrar descalzo o mojado".

Si llamamos M al conjunto de los mojados y D al de los descalzos, el primer cartel original impide la entrada a los elementos de M∩D, mientras que la propuesta que le hice yo, impedía la entrada a los elementos de M∪D.

En fin, para que luego digan los de letras que no saben matemáticas. Una sóla letra puede cambiar el significado matemático de un cartel.

Tito Eliatron Dixit.

lunes, 17 de agosto de 2009

Matemáticas desde el chiringuito: enlosando el suelo

Este fin de semana fue horroroso para el chiringuito. La noche del domingo hubo un mar de fondo tremendo y el agua llegó hasta el local, destrozando por completo el suelo, así que el dueño no tenía más remedio que enlosar todo el chiringuito. Bueno, sólo la parte de las mesas.

La zona de comedor, la que había que enlosar, mide 10x10 metros, pero en 2 esquinas diametralmente opuestas hay sendas casetas, de 1x1 metro, en donde tiene los barriles de cerveza y los refrescos. El dueño mandó a su nuevo ayudante (el listillo ya no trabaja aquí) a por las losas más baratas que tuvieran en el almacén del pueblo, y el chico no tuvo otra ocurrencia que traer 50 placas parecidas a la tarima flotante de 1x2 metros cada una.

Cuando el dueño del chiringuito me las enseñó, automáticamente le dije que con lo que tenía le resultaría imposible enlosar el suelo. El dueño me dijo "¿Cómo que no? mi comedor tiene 100 m2 de superficie, menos las 2 esquinas, resulta una superficie útil de 98 m2. Así que con 50 placas de las que ha traído el chico, aún me sobra 1 por si acaso".

"Me apuesto otra semana de sardinas y cañas a que no puedes hacerlo" le dije con una sonrisa socarrona en la cara. Lamentablemente para mí, el dueño ya me tiene calado y no aceptó la apuesta, porque seguro que iba a perder.

¿Por qué es imposible?

Tito Eliatron Dixit

lunes, 10 de agosto de 2009

Matemáticas desde el chiringuito: El balón de Fútbol Playa

Este último fin de semana tuvo lugar el campeonato local de fútbol playa. Así que, con las últimas sardinas gratis que me gané, estuve charlando de fútbol (playa) con el dueño del chiringuito.

Entre gol y gol (cañita y sardinita) me estuvo contando lo que le ocurrió el año pasado durante el campeonato. Me dijo que el campo lo instalaron tan cerca de su chiringuito, que cada 2 por 3 una pelota hacía su aparición en medio del comedor. Me dijo que después de las 5 primeras, empezó a mosquearse; y tras la décima, decidió tomar medidas drásticas: quedarse con los balones.

Me contó que de esta forma consiguió cerca de 50, de todas las formas y colores, los había como los de la Champions, como los de la Liga, incluso me aseguró que había uno hecho por completo de hexágonos.

Ahí le paré el carro. Es imposible hacer un balón (un poliedro inflado, camos) con hexágonos regulares, ya que en cada vértice se necesitan 3 caras y el ángulo que forman 2 lados de un hexágono es de 120º, por lo que 3 hexágonos unidos por un vértice, cubre el plano.

Satisfecho de mi magistral explicación matemática, alcé la vista esperando ver la cara turbada del dueño del chiringuito, pero ante mi sorpresa, vi que éste sonreía socarronamente y me dijo:
¿Quién te ha dicho que los hexágonos eran regulares?

Sorprendido por la afirmación, tardé un poco en darme cuenta de que, aún a pesar de ella, el dueño del chiringuito mentía sobre el balón de fútbol playa.

¿Cómo lo supe?

Tito Eliatron Dixit.

lunes, 3 de agosto de 2009

Matemáticas desde el Chiringuito: El empleado listillo

Hola a todos de nuevo. Este fin de semana ha sido bastante provechoso. De hecho he llegado a conocer al dueño del chiringuito y, gracias a mis habilidades con las matemáticas, me he ganado una ración de sardinitas con sus cañas diarias por ayudarle en un entuerto.

Resulta que el dueño contrató el lunes pasado a un nuevo camarero un tanto listillo. Convino con el dueño un sueldo fijo y, también, que éste aumentaría o disminuiría proporcionalmente a los precios de los refrescos del chiringuito al final de cada semana. En el momento de la firma, cada refresco costaba 1'20€.

El sábado, el camarero listillo (ya se le ha quedado el apodo), convenció al dueño, ante la presunta avalancha de clientes del fin de semana, de que subiera los precios de los refrescos a 1'50€. En un principio, eso supondría un aumento de sueldo para el camarero de un 25% al final de la semana, pero le convenció al dueño con la cantinela de los ingresos extras que iba a suponer de la venta de refrescos.

Cuando cerró el chiringuito este sábado y el dueño hizo cuentas, comprobó que las ventas de refrescos habían bajado considerablemente y que no le compensaba nada la subida de precios, por lo que el domingo decidió vovlerlos a dejar como estaban, es decir, a 1'20€. Así, el nuevo camarero no vería aumentado su sueldo.

Pero el listillo le dijo: "Usted subió de 1'20€ a 1'50€, con lo que mi sueldo debería aumentar un 25%. Pero como después volvió a bajar a 1'20€, ésto supondría una bajada de mi sueldo de un 20%. Por lo tanto si sube un 25% y baja un 20%, en total mi sueldo debe aumentar un 5%."

El dueño desconcertado ante estos cálculos no sabía qué hacer. Como yo estaba escuchando todo, le propuse que le libraría del listillo a cambio de una ración de sardinas y un par de cañas al día.

Hoy ya estoy degustando tan exq1uisito manjar veraniego junto con unos amigos. ¿Cómo lo hice?

Tito Eliatron Dixit
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...