jueves, 2 de diciembre de 2010

QUIFIBIOMAT 2010: Matemáticas en la semana de las ciencias.

Como todos los años por el mes de noviembre (del 8 al 21 de noviembre en este caso), se ha celebrado la Semana de las Ciencias en toda España. Y en Sevilla, las facultades de Matemáticas, Química, Física y Biología de la Universidad de Sevilla han celebrado el evento QUIFIBIOMAT 2010 en la que se han recibido a grupos de alumnos de secundaria y bachillerato de las provincias de Sevilla y Huelva y se les ha mostrado algunas de las cosas curiosas que se pueden encontrar en cada una de las disciplinas.

En este año, os quiero mostrar algunas de las actividades que los alumnos y profesores han podido realizar en mi propia facultad: Matemáticas.

El pasado Jueves 18 de Noviembre, tuve la oportunidad de seguir a uno de los grupos de estudiantes que vino a visitar la facultad. Se trataba de alumnos de 2º de Bachillerato del IES Rodrigo Caro de Coria del Río.

Toda la visita de los alumnos, al menos en mi facultad, se desarrolla en la Sala de estudios, que está especialmente adaptada. En primer lugar, se les pasa a una pequeña sala de conferencias en la que alguno de los profesores del Grupo de Divulgación de la Facultad de Matemáticas, les imparte una breve charla sobre algunas curiosidades del mundillo matemático.
En mi caso, pude asistir a una charla del Profesor Juan Núñez Valdés sobre el clásico problema de Los Puentes de Königsberg. La verdad es que la charla, aunque corta, fue muy amena, ya que no se trataba de soltar el típico discurso, sino que era algo mucho más participativo y en un lenguaje riguroso pero sin tecnicismos, muy apropiado para los chicos de bachillerato.

Pero claro, nosotros estamos en Sevilla, así que tras formalizar el problema y trasladarlo a la Teoría de Grafos, fueron complicando la cosa y les plantearon tanto el actual problema de los puentes de Kaliningrado (nombre actual de Königsberg) contando con los nuevos puentes que allí se han construido, como el problema de los Puentes de Sevilla.



La verdad es que, al menos en este caso, los alumnos fueron muy participativos y, no sólo aventuraban hipótesis, sino que, en determinados casos, se acercaron mucho a soluciones de verdad de los problemas planteados. Ojalá algunos de estos chicos y chicas pasen pronto por las aulas de la Facultad.

Tras la charla, se les pasó a la zona de la exposición, en la que, para empezar, pudieron mirar, admirar e incluso tocar la magnífica colección de poliedros de que dispone la Facultad de Matemáticas:


Además, pudieron ver un magnífico video sobre el colapso del Puente de Tacoma al entrar en resonancia con las consiguientes explicaciones matemáticas de este hecho.


Si quieres, puedes ver a continuación el vídeo que se les mostró:



Aunque si quieres, puedes ver también un pequeño reportaje con sonido en español



Tras este buen rato, pasaron los alumnos a la parte interactiva, en la que, por un lado, pudieron comprobar entre todos que, 4 colores bastan para colorear un mapa, pero que, a veces, 3 no son suficientes.


Finalmente, los alumnos pudieron incluso apostar. Sí, como suena: apostar. Pero en un juego muy particular: La Máquina de Galton. Esa máquina que permite visualizar fácilmente la distribución normal:


Y esto fue todo lo que vivimos. En total, una hora con estos alumnos de bachillerato hablando sobre Matemáticas con profesores de la Facultad y algunos alumnos de últimos cursos que, generosamente, se ofrecieron para ayudar a divulgar la ciencia que están aprendiendo.

De todas formas, esto es lo que pudo vivir uno de los grupos. Las charlas iniciales no siempre son la misma. En otras ocasiones les hablan de criptografía y del algoritmo RSA, en otras ocasiones les hablan de los métodos estadísticos en la medicina, o incluso de las dinámicas depoblaciones, las matemáticas en el arte, mujeres matemáticas, el número de oro, la magia del álgebra (matemagia)... En fin, muchos y variados temas de divulgación contados en lenguajes asumibles por alumnos de instituto.

Además, en la parte de exposición interactiva también tenían, para aquéllos que no escucharan la charla, una maqueta de la ciudad de Königsberg sobre la que poder plantear con cuerdas los distintos itinerarios del problema.


Incluso pudieron comprobar, in situ, las propiedades de la curva braquistócrona


Además, rodeando toda la exposición, los alumnos podían encontrar algunos de los carteles divulgativos de la facultad, como los que os presento aquí abajo



En resumen, un paseo matemático que, a lo mejor, hace que a alguno le pique el gusanillo de estudiar esta ciencia.

Si quieres saber qué han hecho en el resto de facultades, puedes consultar las actividades y los materiales que se les ha entregado (folletos informativos) en la propia web

Tito Eliatron Dixit


Créditos:
Todas las fotos que aparecen, excepto una, en el artículo son obra mía y forman parte del album de Flickr QUIFIBIOMAT2010 que te animo a que visites.

La foto de la maqueta de la braquistócrona la he obtenido, con los permisos pertinentes, de la propia web de QUIFIBIOMAT.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si no comentas, Gauss se comerá una integral.
Y, por favor, respeta a todos con tus opiniones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...