miércoles, 15 de abril de 2009

Un alumno muy perspicaz

Hoy os traigo un pequeño acertijo bastante sencillo. De hecho corresponde a la VII Olimpiada Matemática Thales de 1991 y en la que yo mismo participé (puf, qué viejo soy ya...). Ánimo y a por él, que era para alumnos de 8º de E.G.B.

Un alumno le hizo el siguiente razonamiento a su profesor de Matemáticas:

"Resulta que no tengo tiempo para venir a la escuela en todo el año. Verá usted: Duermo ocho horas diarias que, sumadas dan 122 días al año; no hay clase ni los sábados ni los domingos, que son 104 días al año; tenemos 60 días de vacaciones de verano. Necesito tres horas diarias para comer, lo que supone más de 45 días al año; necesito al menos dos horas diarias de recreación, que suman más de 30 días al año".

El alumno hizo la siguiente suma:

Sueño (8 horas diarias) ....... 122 días
Sábados y domingos ........... 104 días
Vacaciones de verano ......... 60 días
Comidas (3 horas diarias) .... 45 días
Recreación (2 horas diarias) .. 30 días
TOTAL ..... 361 días

"Ya ve, todo esto sólo me deja cuatro días para estar enfermo y para disfrutar del pueblo, por lo que este curso no tenemos ni un sólo día de clase".

¿Dónde está el error, si es que lo hay?

Hala, a pensar un poquito.

Tito Eliatron Dixit.

ACYUALIZACIÓN 16/04/2009: No me había dado cuenta pero en el magnífico blog Viaje a Ítaca con Manoli ya apareció hace un mes este mismo acertijo. Gracias Manoli!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...