miércoles, 16 de septiembre de 2009

Un matemático en la corte de Henry Ford

Creo que todo el mundo sabe quién es Henry Ford y el imperio que consiguió levantar basado en los motores y los automóviles. Pero quizás lo que no es tan conocido es que hubo un matemático que no sólo lo logró impresionar, sino que llegó a vacilarle.

Charles Proteus Steinmetz (el personaje de la foto) nació en 1865 en una zona de Alemania que hoy es Polonia (al menos, es la versión más verosímil). Lo que sí es seguro es que estudió matemáticas en alemania, donde no llegó a doctorarse merced a sus ideas comunistas, por lo que tuvo que emigrar a los Estados Unidos, previo paso por Suiza.

Allí comenzó a trabajar para la compañía General Electric como ingeniero eléctrico. Quizás sus trabajos más destacados consisten en el uso de números complejos en la teoría de circuitos y la distribució de electricidad a través de corriente alterna.

Era muy bajo de estatura y lisiado por una enfermedad congénita, pero tremendamente admirado por su genialidad e inventiva y muy querido por su calidad humana y por su extravagante sentido del humor. Quizás fue todo esto lo que hizo que Henry Ford se fijara en él cuando tuvo algunos problemas en una de sus plantas.

Parece ser que se habían planteado dificultades técnicas en un nuevo generador diseñado en River Rouge y los ingenieros eléctricos de Henry Ford no eran capaces de solucionarlo, por lo que inmediatamente llamó a Steinmetz para que prestara sus habilidades. Cuando el "pequeño gigante" (como se le conocía por su estatura y tamaño intelectual) llegó a la planta, rechazó cualquier tipo de ayuda y tan sólo pidió un cuaderno, un lápiz y un camastro. Durante un par de días no paró de vigilar el generador haciendo una gran cantidad de cálculos en su cuaderno.

Entonces pidió una tiza, una cinta métrica y una escalera. Apoyó la escalera en el generador, subió a ella, midió... e hizo una marca de tiza en el lateral. Cuando bajó ordenó que quitaran 16 espiras de la bobina del generador a, exactamente, la altura de la marca de tiza. Se hicieron las correcciones y, ante el asombro de todos, el generador comenzó a funcionar perfectamente.

Más tarde, Ford recibió una factura de la General Electric por valor de 10.000$ firmada por Charles Steinmerz. El buen Henry la devolvió amistosamente, agradeciéndole el trabajo realizado, y pidiéndole una factura más detallada. La respuesta de Steinmetz no se hizo esperar:
  • Hacer una marca de tiza: 1$
  • Saber dónde hacerla: 9.999$

Henry Ford no pudo más que claudicar y pagar la factura.

Hoy en día, esta anécdota se presenta de muchas formas, incluso recuerdo haberla visto en un genial gag de la serie Aquí no hay quien viva. Lo que nunca pude imaginar, es que semejante actitud la protagonizó todo un matemático ante uno de los más grandes empresarios de la historia.

Tito Eliatron Dixit.



Créditos:
  • Fotografía de Steinmetz extraída de la Wikipedia



Referencias:
  • Ecuaciones diferenciales con aplicaciones y notas históricas, George F. Simmons.
  • Sección de Cartas de la revista Life, 14 de mayo de 1965. Ahora en Google Books

7 comentarios:

  1. No seria Edison en lugar de Henry Ford?

    ResponderEliminar
  2. sí, yo creo que habla de Edison.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, no sé si serás el mismo que hace un comentrio similar en Meneame. De todas formas te digo lo mismo. General electric era la compañía creada por Edison y para la que trabajaba Steinmerz. Pero fue Ford el que llamó a la GE para pedirles que les "prestara" al matemático. Es por ello que al final, llegó una factura de GE, firmada por Steinmerz, empleado que realizó el trabajo para Ford.

    Digamos que Ford subcontrató a GE en la persona específica de Steinmerz

    ResponderEliminar
  4. Esta misma idea aparece en una escena breve pero impagable de "Las chicas de la Cruz Roja", protagonizada por Tony Leblanc. Dejo aquí el enlace para disfrute general: http://www.youtube.com/watch?v=Q-w7JCTOpwU

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. ¿Y cual era el problema en el generador? ¿Como lo dedujo solo "mirando"? ¿Como supo el numero de vueltas y el sitio, si no tenía mas que un lapiz, un papel y una cama? Mínimo necesitaría algun medidor de campos o algo ¿No?

    Todo esto es lo que me intriga a mi, y esperaba que se desvelase al final... igual el matematico no lo explico a nadie... buscare a ver si lo encuentro por algun lado, y si lo encuentro, volvere!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, encontre un poco más de información aqui, pero no es del todo consistente...

    Si vais al final del todo, relata la misma historia con algunos cambios. Os resumo porque es una pagina laaarga.

    Resulta que trabajaba inicalmente para Rudolph Eickemeyer en 1889, pero GE la compró en 1893. Si vais al final de la pagina, podreis leer la "version original" de la anecdota: Ocurrió a principios de los 1900, es decir, ya trabaja en GE, y fue una instalación de GE quien lo contrato, para solventar el problema.

    Pero, si YA trabajaba para GE en esas fechas... ¿Que sentido tiene la anecdota de la factura? Imagino que el generador era para la Ford, pero estaba en la planta de GE para arreglarlo.

    Eso si, de cual era el problema y como lo supo, nada de nada!

    ResponderEliminar
  7. Algunos libros cuentan una anecdota -supuestamente cierta-, donde Picasso realiza el retrato de una Señora respondiendo a su pedido. La Sra le agradece, a lo que Picasso contesta "son 10.000 dolares". La mujer ofuscada expresa "pero es muy caro ese monto por este retrato y sólo le llevó 5 minutos hacerlo". Picasso contesta "Hacerlo me llevó 5 minutos, aprender a hacerlo, me ha llevado toda una vida".

    ResponderEliminar

Si no comentas, Gauss se comerá una integral.
Y, por favor, respeta a todos con tus opiniones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...