lunes, 10 de octubre de 2011

Persistente

Hay dos formas de hacer buenas matemáticas. La primera forma es siendo más inteligente que cualquier otro. La segunda es siendo más estúpido que cualquier otro, pero persistente.
Raoul Bott, matemático húngaro.
vía Mr Honner

Así, a botepronto, me viene a la cabeza los ejemplos de Andrew Wiles, Grigori Perelman o Terence Tao como ejemplo de matemáticos que han sido (o son) más inteligentes que la gran mayoría del resto de matemáticos.

En el campo contrario, en el de los matemáticos persistentemente estúpidos, podemos nombrar a  los últimos ganadores del Ig-Nobel de matemáticas y todos aquellos matemáticos anónimos que aún hoy creen haber encontrado la cuadratura del círculo, por ejemplo.

¿Se os ocurre a vosotros algún otro ejemplo? y sobre todo, a tenor del Nobel del grafeno que anteriormente había logrado el Ig-Nobel.¿Se os ocurren ejemplos de matemáticos que, a pesar de haber estado rozando la estupidez, hayan llegado a la fama matemática por un resultado interesante?

Tito Eliatron Dixit
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...