miércoles, 10 de junio de 2009

Breves Reseñas de Matemáticos: Miguel de Guzmán

Hace ya más de un mes que no ampliaba esta serie de Breves Reseñas de Matemáticos y ya va siendo hora. Esta ocasión he creído conveniente centrarme en uno de los más grandes divulgadores de las matemáticas que el mundo ha visto. Me refiero a Miguel de Guzmán.

Miguel de Guzmán nació en Cartagena (Murcia) el 12 de Enero de 1936 y poco después quedó huérfano de padre a consecuencia de la Guerra Civil. Tras un breve paso por escuelas madrileñas, acaba su formación secundaria en Bilbao para, posteriormete, ingresar en la Compañía de Jesús y estudiar Literatura y Humanidades en Orduña (Vizcaya) y Filosofía en Azpeitia (Guipúzcoa). Aunque ya sus hermanos mayores le habían inculcado el amor por las matemáticas.

En 1961 se convierte en Licenciado en Filosofía en el Berchmanskolleg de Munich (Alemania) y vuelve a España donde comienza sus estudios en Filosofía y Matemáticas en la Universidad Complutense. En 1965 ya es licenciado en Matemáticas y Filosofía y su fama durante los estudios le llevaron, por mediación de Alberto Dou, a la Universidad de Chicago donde conocería a dos grandes matemáticos: Antoni Zygmund y Alberto Calderón. Éste último fue el responsable del doctorado de Miguel de Guzmán cuya disertación, defendida en 1968, se tituló Singular Integral Operators with Generalized Homogeneity (operadores integrales singulares con honogeneidad generalizada).

En 1969 y tras pasar por diversas universidades estadounidenses, vuelve a la Universidad Complutense donde prosiguió su carrera investigadora. Diferenciación de operadores integrales, análisis armónico... son algunos de los campos en los que Miguel de Guzmán trabajó en sus priemros años de vuelta en España. Comenzando con seminarios y acabando con la publicación de algún libro, su labor investigadora ha sido clave para que otros matemáticos inicien sus propios trabajos.

Pero quizás su mayor aportación a la matemática española de la época fue el intenso empeño que tuvo en traer a grandes matemáticos de nivel mundial y a sacar a España del aislamiento científico en que se veía abocada. Sus libros Differentiation of Integrals in Rn (1975) y Real Variable Methods in Fourier Análisis (1981) son las primeras contribuciones de matemáticos españoles en monografías de esta naturaleza.

Ha sido Catedrático en la Universidad Autónoma de Madrid y en la Univeresidad Complutense de Madrid. Asimismo, en 1983 ingresa en la Real Academia de Ciencias Exactas y Físicas con el discurso Impactos del Análisis Armónico. El sueño Pitagórico: todo es armonía y número. Hace escasamente un año ha sido cubierta la vacante dejada por Miguel con la incorporación del matemático valenciano José Bonet Solves.

Pero Miguel de Guzmán no sólo se preocupó de su labor investigadora y de las Grandes Matemáticas. Entendía que el amor por las matemáticas debía proceder desde la juventud y por eso volcó gran parte de su talento en la educación matemática, en particular, en la secundaria y bachillerato. Suyos son varios títulos de texto de bachillerato en los que matemáticas y juegos se unen para acercar al lector el maravilloso mundo de los números. Pero quizás una de sus últimas aportaciones a este campo fue la puesta en marcha del Proyecto Estímulo del talento matemático ESTALMAT. Este programa ideado por él en el marco de la Real Academia de Ciencias con la intención de fomentar el interés por las matemáticas de jóvenes escolares es hoy en día una realidad a nivel nacional en la que jóvenes talentos aprenden a apreciar el arte de las Matemáticas guiados por porfesores de reconocido prestigio internacional.

El 14 de Abril de 2004, de forma repentina, Miguel de Guzmán fallecía en el Hospital a causa de una infección bacteriana que, en los últimos días, se tornó muy virulenta.
De marcado carácter religioso, ha sido, según cuentan todas las crónicas, un gran matemático, un gran divulgador y, sobre todo, una gran persona.

Lamentablemente no tuve la ocasión de conocerle en persona ya que murió poco antes de que pudiéramos coincidir en un congreso de Análisis Matemático en Granada. Pero, desde luego, desde este humilde blog vamos a intentar seguir la línea de divulgación de las matemáticas que él mismo inició.

El juego y la belleza están en el origen de una gran parte de las matemáticas. Si los matemáticos de todos los tiempos se lo han pasado tan bien jugando y contemplando su juego y su ciencia, ¿por qué no tratar de aprenderla y comunicarla a través del juego y de la belleza?
Miguel de Guzmán


Tito Eliatron Dixit.




Referencias


Créditos:

Fotografía extraída de Cátedra Miguel de Guzmán, de la Universidad Complutense de Madrid.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...