lunes, 30 de marzo de 2009

Amar o aborrecer

El poder de las Matemáticas es sólo comparable al de la pasión y al de la locura, de ahí que uno las ame o las aborrezca con la intensidad reservada a lo divino.
Jorge Volpi, escritor mexicano perteneciente a la Generación del crack.
vía, Boletín 175 de la RSME


¿Y tú? ¿Amas u odias las Matemáticas? ¿Siempre fue así? Yo, desde mi más tierna infancia, quizás porque mis padres eran (y son) matemáticos, ya jugaba a poner exámenes de Matemáticas en una pizarra. Siempre quise estudiar Matemáticas. Así lo hice y, ahora, vivo de ello. Soy una de esas personas que tienen la suerte de trabajar en lo que realmente les gusta. ¿Y tú?

Tito Eliatron Dixit

8 comentarios:

  1. ¿las mas o las odias?

    Se puede exerimentar los dos sentimientos... Yo, de hecho, amo y odio las matemáticas a la vez. :)

    ResponderEliminar
  2. En mi caso, me han apasionado desde siempre, pero por desgracia no pude estudiar matemáticas, estudié ingeniería, y no he podido (o no he sabido hacerlo) dedicarme a ellas.

    ResponderEliminar
  3. En mi caso... por mis venas corren números complejos, nada de glóbulos blancos, rojos o plaquetas.

    ResponderEliminar
  4. Desde los 6 años quería ser feliz y profesora de matemáticas. De momento soy las dos cosas, aunque no siempre simultaneamente, y procuro convencer a mis alumnos de que tienen que ser profesores felices para tener alumnos felices. No considero que la motivación sea una obligación unicamente del profesor, pero si estoy convencida de que el amor por una disciplina emana por los poros del que lo tiene e impregna las aulas haciendo mas fácil la trasmisión del conocimiento.

    ResponderEliminar
  5. Hola Tito Eliatron, ¿a qué se debe la sustitución de la palabra "insania" en la versión original de la frase de Volpi por el sinónimo "locura"? ¿No crees que le resta carácter poético?

    Por cierto, yo también soy uno más de los que ama las mates. Felicidades por el blog. Continúa así. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo: Insania me pareció una extraña traducción del término inglés insane. Éste término me resultaba más agradable al oído.

    ResponderEliminar
  7. Mi amor por las matemáticas no fue a primera vista. Más bien diría que fue tardío. Hasta 4º de la ESO más o menos no me di cuenta de la belleza de esta hermosa dama. Hasta entonces podríamos decir que la había ignorado. Vamos, que ni fu ni fa. Casi diría que me parecía algo aburrida, pero claro, no la conocía lo suficiente. Ahora estoy enamorada de ella, aunque igual es porque sólo la conozco un poco y sólo su lado más recreativo. Ya sabemos lo que pasa con estas cosas. Igual un día me doy cuenta de que las Matemáticas no eran lo que yo pensaba y me tengo que divorciar de ellas.

    ResponderEliminar
  8. En mi caso, hasta los 14 años, odiaba las Matematicas.... hasta que me encontré con la Trigonometría y los polinomios en 1º de BUP... a parir de entonces empece a sacar sobresalientes en Mates... para l final hacer letras puras y un doctorado en Historia..... sin dejar de mirar de reojo las matematicas.

    Estupendo Blog. Un Saludo.
    Tio Petros.

    ResponderEliminar

Si no comentas, Gauss se comerá una integral.
Y, por favor, respeta a todos con tus opiniones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...